domingo, 15 de marzo de 2009

Vinos: Desde un bello paisaje

Los vinos sudafricanos existen desde hace tres siglos, pero en la última década han desarrollado su prestigio de calidad y diversidad.

El cepaje más cultivado era el chenin blanc, muy bien adaptado al terreno -denominado Steen-; luego, el cabernet sauvignon ganó importancia, y tanto el merlot como el syrah crecieron en producción.

Emblemática es la uva tinta pinotage, una cruza de cinsault y pinot noir.
La zona más productiva de Sudáfrica es Stellenbosch, con su particular geografía y su clima.
La diversidad de suelos y la moderna tecnología han logrado el reconocimiento del mundo. Sudáfrica es el noveno productor mundial de vinos, clasificados como vinos del nuevo mundo: aromáticos, frutados y frescos, representan las preferencias actuales, de las marcas Fleur du Cap, Nedergurg y Plaisir de Merle, importados por Bodega Tres Blasones. De Fleur du Cap, el Pinotage 2006, el Fleur du Cap Shiraz 2006 (ambos $ 78) y el blanco Sauvignon Blanc 2008 (58). De Nederburg -de viñedos de Paarl- llega el Winemasters Sauvignon Blanc 2008 (50) y el Manor House Shiraz 2006 -elegido el mejor syrah en la feria de Londres 2007- (94). De etiqueta Plaisir de Merle, también de ese notable terroir y bajo el control del MD de Château Margaux, un excepcional Syrah 2006 (156), para apreciar este cepaje en su complejidad.

Por Alicia Delgado
alidelgadolanacion@fibertel.com.ar

La Nacion Revista