domingo, 15 de marzo de 2009

Consumo: Castañas

Una costumbre del invierno europeo que puede dar sus buenos frutos en las cocinas argentinas, donde parece que llegó para quedarse

En algunos supermercados, y muy especialmente en los del barrio chino del Bajo Belgrano, ya aparecieron las primeras castañas de la temporada.

Seguramente se quedarán todo el otoño, en sus bolsas de red listas para las experiencias caseras: asadas, en almíbar o cocidas en salsas.
Cuestan alrededor de $ 26 (la bolsa).
Son bien grandes y carnosas.
Las acercan productores japoneses que también ofrecen variedad de verduras orientales. En España, Italia y otros países del continente europeo con comarcas boscosas, cuando el otoño llega la gente sale a los campos a recoger esos frutos secos que luego asa a su modo.
El castaño prefiere los lugares frescos dentro de climas templados y algo húmedos.
Los ingenieros agrónomos argentinos dicen que son una asignatura pendiente para nuestro país y que podríamos tenerlos en la zona andina.

Castañas-batatas

No son un dúo inseparable, pero en la repostería económica se suele utilizar la batata cocida, reducida a puré y endulzada, como sustituto del puré de castañas, casi siempre de precios altos.

En Málaga, en el municipio de Alcaucín, unifican estos alimentos y en el Día de la Castaña el ayuntamiento reparte 300 kg de castañas y 200 kg de batatas para que los lugareños los disfruten.

Consejos

Hay que elegirlas con piel brillante. Guardarlas en un lugar fresco y seco, nunca dentro de bolsas de plástico.
Como todo producto de la tierra, se conservan en el freezer de una temporada a otra (un año).

Cocina práctica y nutrición

Para cocinar castañas, hacerles una cruz sobre el lado más ancho, hornearlas 15 minutos capa, pelarlas y hervirlas en abundante agua con sal o azúcar otros 15 minutos; quitar la segunda piel. Pueden integrar comidas o postres.
Para asarlas, practicarles una incisión y cocinarlas en la parrilla o en el horno. Se comen calientes.
Para prepararlas como marrón glasé casero simple, pelarlas, dejarlas dentro de una asadera levemente cubiertas por un almíbar mediano para que absorban ese sabor, esparcir abundante azúcar sobre ellas y dejar secar en horno suave, removiéndolas de vez en cuando, hasta que queden glaseadas.

Las castañas son ricas en hidratos de carbono complejos y tienen bajo contenido calórico: 100 gramos aportan 165 calorías.

Receta muy fácil

Casatta de chocolate y castañas

Preparar una crema chantilly con ½ litro de crema de leche (nata) y 100 g de azúcar negra (azucar morena).
Agregar 1 lata chica de castañas en almíbar escurridas y picadas y 100 g de chocolate picado. Unir suavemente.
Distribuir en copas, servir frías decoradas con media castaña en almíbar y unos hilos de chocolate derretido.

Por Miriam Becker
miriambecker@uolsinectis.com.ar

Agradecemos al Restaurante Bengal la colaboración prestada para esta nota

* * *

A la luz de las velas .
El sábado 28, en los restaurantes Le Mistral -del Four Seasons Hotel Buenos Aires- y Mandara -del Four Seasons Resort Carmelo- se realizará la Cena a la luz de las velas- Candlelight dinner , como parte de un evento que se desarrolla en todo el mundo, en los hoteles de la compañía.
El objetivo es generar conciencia contra el calentamiento global.

Más datos: http://www.fourseasons.com/

La Nacion Revista