domingo, 30 de agosto de 2015

Asunto aclarado: Bolivia esparció el ají por el mundo




Hasta no hace mucho tiempo había debates científicos que se podrían denominar tremendos. Haber descubierto que el origen del homo sapiens fue en África, destrozó muchos corazones que esperaban que las primeras señales de nuestro abuelo cuaternario se hubieran encontrado escarbando en París, Londres, New York, o sus alrededores, pero el ADN de los rastros humanos más antiguos apareció en el continente negro. 


Y ahora resulta que aparecen dos damas bolivianas, Rita del Solar y Lupe Andrade, hacen un estudio cuidadoso de las investigaciones del botánico norteamericanoW.Hardy Eshbaugh, actualmente Profesor Emérito de la Universidad de Miami en Ohio, y ven que este científico demostró claramente que el ADN de un ajicito así de chiquitito, redondito, que toma el color y la forma de una cereza pequeña, y que su cuna, donde se lo encuentra hasta la actualidad, está en los valles mesoandinos de Cochabamba y Chuquisaca, es el padre de todos los ajíes y se lo conoce como ulupica o el chacoense. 
Un tema importante.
Por lo menos para los que habitan desde México (donde reinan del jalapeño al poblano, infinidad de variedades) hacia el sur, incluido el noroeste de nuestro país, todos los países americanos en esta franja se sienten propietarios de sus ajíes, los denominan a su manera desde tiempos inmemoriales, como que también fueron viendo la evolución de sus formas y colores, desde la pelotita primigenia a la variedad que encontramos hoy en todo el mundo, a partir de terruños y climas completamente diferentes.  
Cuando el Almirante Cristóbal Colón llega a América buscando Catay o Cipango, su objetivo público era cristianizar estas tierras y que patatín o patatán, pero la verdadera razón, que entusiasmó a más de un marinero forajido, fue la promesa de encontrar oro y especias. En aquellos años LA especia por excelencia era la pimienta (aparte de la canela, la nuez moscada, el azafrán entre muchas otras) que había que ir a buscar a las lejanísimas tierras del Lejano Oriente, cruzando mares infectados de piratas, que hacían de las suyas sin descanso en el estrecho de Malaca o el archipiélago indonesio, interceptando a los honestos comerciantes que intentaban allegar a Europa sus valiosas cargas. 
Colón, parecería que se puso en la boca un ají pequeño, de estos que se conocen por una mala palabra (hasta quizás haya creado el "¡que lo parió!" ), y mientras su rostro se enrojecía y su cuerpo cobraba un calor no atribuible al clima caribeño, se le prendió la vela en la cabeza y pensó que había encontrado, casi al alcance de la mano, un producto que reemplazaría con ventaja a la codiciada pimienta. 
Fue gracias a él, por ejemplo, que europeos como los húngaros pudieron hacer del goulashsu plato nacional; o los españoles deleitarnos con sus fabulosos embutidos. Se dice que fue gracias a españoles y portugueses que los pimientos viajan al Lejano Oriente y a la India, donde sería impensable un Mango Chutney sin pimientos verdes. 





Helado de Fernet en Córdoba - Argentina




Córdoba es conocida por ser una de las provincias argentinas que consume mucho la bebida fernet con cola, y es tanto que ya se convirtirá en una caracterí­stica y son reconocidos por esta bebida en todo el paí­s

El heladero creador de este gusto es José Peraquia, domiciliado en la ciudad de Luque, a unos 80 kilómetros de esta capital. El comerciante explicó que el novedoso helado de ahora se le ocurrió cuando “en un asado que estábamos comiendo, un amigo al que le gusta mucho el fernet me dice: ‘a ver si para el próximo miércoles me hacés el helado de fernet con Coca'”.En relación a la graduación alcohólica Peraquia aclaró que es baja, en comparación a la bebida tan popular en Córdoba

Receta

Si te animás en tu casa puedes crear el helado. Aquí te detallamos la receta.

1/2 litro de leche
1 cda de vainilla (esencia)
1 huevo
2 yemas
100 gr de azucar
1/2 litro de crema de leche
50 cc de fernet

Poner la leche en una ollita con la vainilla.
Llevar al fuego , justo antes que hierva retirar. Dejarla enfriar 15 minutos. Batir el huevo con las yemas y el azucar hasta que la mezcla este cremosa.
Poner la leche en un bols, agregar la mezcla de huevos y mezclar bien .
Colocar el bols a baño maria y mover continuamente hasta que la mezcla se espese.
Retirar, taparlo con un papel de film y dejar que se enfrie .
Agregar la crema de leche y el fernet.
Dejar macerar una hora.
Luego llevar al congelador una hora más.

La idea llego a EEUU

Un bar de Nueva York lo ofrece entre sus postres como el “Fernet-Branca Ice Cream Sandwich”. Cuesta 6 dólares.El “Fernet-Branca Ice Cream Sandwich” es la creación de un grupo de chefs del restaurante gourmet Pearl & Ash, ubicado en Bowery 220.

FM Sonidos

El vino malbec de Sol Puntano fue premiado con una medalla de oro



Al reconocimiento lo obtuvo en el marco de la I Degustación de Vinos de San Luis que se llevó a cabo este lunes en el Hotel Internacional “Potrero de los Funes”, y que fue organizada por la Asociación de Someliers de la provincia.

El vino Malbec “Sol Puntano”, elaborado en la Escuela de Producción Agroindustrial del Ministerio del Campo, obtuvo una medalla de oro en el marco de la I Degustación de Vinos de San Luis que se realizó este lunes en el Hotel Internacional “Potrero de los Funes” bajo la organización de la Asociación de Someliers de San Luis.
De la degustación participaron las distintas bodegas de la provincia, exhibiendo todos sus vinos y en todas sus variedades. El jurado de clasificación estuvo integrado por enólogos, sommeliers, periodistas, y comerciantes.
El objetivo de este concurso fue reconocer el valioso trabajo e inversión que se viene realizando en la provincia en tarea vitivinícola, como así también presentar los diferentes varietales que cada bodega produce a los empresarios del rubro.
Este jueves, el ministro del Campo, Gonzalo Amondarain, junto al coodinador ministerial, Esteban Rodríguez, visitaron la Escuela de Producción Agroindustrial “Sol Puntano”, para felicitar a todos los trabajadores y el equipo técnico del predio por el reconocimiento adquirido.
En este sentido, Amondarain manifestó que la obtención de la medalla solo pudo ser posible gracias al trabajo y el esfuerzo que se puso por parte de todos los trabajadores del predio, que han cuidado con sus propias manos el óptimo crecimiento de cada una de las plantas a lo largo de más de 4 años.
La plantación:
El viñedo fue implantado en octubre del año 2011, con tres varietales: una hectárea de malbec, 1 de cabernet suavignon y una de chardonnay. Los dos primeros años se trabajó para poder llevarlos al sistema de  conducción que tienen hoy tipo “Espaldero”, con un marco de plantación de 2 metros entre hileras y de 1,20 entre plantas.
En la temporada 2013 – 2014, se trabajó con el objetivo de llegar a una buena producción de uvas malbec y cabernet con la ambición de poder llegar a realizar una vinificación de modo experimental, ya que las plantas recién estarían en su segundo año de producción.
Las tareas consistieron en el seguimiento del cuartel, muestreos y labores culturales correspondientes a la temporada.
La vinificación fue posible por contar con una bodega de primer nivel como “Los Coros”, ubicada cerca de la localidad de Beazley, y a pocos kilómetros del predio Sol Puntano, lo que facilitó el transporte y conservación de las uvas. La bodega “Los Coros” fue la encargada de llevar a cabo el desarrollo del vino de los dos varietales y terminar de dar forma a este ensayo.
El vino:
El malbec “Sol Puntano” fue elaborado de manera tradicional en tanques de acero inoxidable, con una maceración fría prefermentativa, prolongada por 98 horas, fermentación alcohólica controlada a temperaturas que fueron entre los 24 y 28ºC, con una siembra inducida con levaduras seleccionada, fermentación de maloláctica cumplida en forma espontánea.
Tuvo una crianza de 6 meses en contacto con roble francés, tostado medio, y la nota de cata indica que se trata un vino de color rojo intenso, brillante, limpio con bordes violáceos que reflejan su juventud e intensidad. En nariz es intenso, complejo, con notas claras de mermelada de ciruelas y especias, combinado con notas de vainillas y chocolate, por su contacto con el roble que predispone a probar un gran ejemplar.
En boca, con entrada dulce de taninos maduros, es equilibrado y de buena persistencia. Es óptimo para acompañar carnes rojas asadas, pastas con salsas rojas o picadas de quesos estacionados.
Nota y foto: Federico Berardo – Prensa Ministerio del Campo.
Corrección: Mariano Pennisi.
Contenidista: Emilce Martínez.


Encuentro de Cocinas étnicas en Buenos Aires con la presencia de diversos países






Llega el  2° Encuentro de Cocinas étnicas en Buenos Aires, el mismo se realizará del 10 al 12 de septiembre.
Este espacio reúne a Chef de diversos países radicados en Buenos Aires, quienes con tanto placer, nos brindarán sus conocimientos en un lapso de 3 días y un total de 30 hiras de trabajo.
En esta ocasión las autoridades de UTHGRA  facilitaron las instalaciones de la escuela IFTS no. 23 ubicada en SALTA 1065, CABA.
A todos los interesados, informamos que deben iniciar lo antes posible la reserva de las clases ya que solo hay 50 cupos en cada aula.
Los abonos de las mismas, se podrán hacer del 31 de Agosto al 05 de setiembre inclusive a partir de las 18.30 hrs en Melao, Castillo 52. Villa Crespo.
El Sábado 12, se realizará una feria de productos en el lugar y muchas sorpresas más

Los representantes de la alta gastronomía argentina reunidos en Hotelga



Edición Especial Chefs es una oportunidad única para ver en acción y conocer a los chefs más importantes de la escena nacional.
Además de técnicas innovadoras, optimización de recursos y todos los condimentos que harán crecer su establecimiento gastronómico.
  • Martes 1/9 a las 17:30hs.: Martín Molteni
  • Martes 1/9 a las 19:00hs.: Christian y Roberto Petersen
  • Miércoles 2/9 a las 19:00hs.: Dolli Irigoyen
  • Jueves 3/9 a las 17:00hs.: Narda Lepes

¡Lo esperamos! Acredítese



El Celler de Can Roca: Gol de Messi



Entre la tradición y la ciencia, el mejor restaurante del mundo –según la lista World’s 50 Best– seduce a sus visitantes desde la libertad y la excelencia. Aquí, un recorrido en palabras e imágenes por el inquietante mundo de El Celler de Can Roca y por sus anfitriones, los hermanos Joan, Josep y Jordi, que cocinaron en Buenos Aires de la mano de BBVA Francés.
por Cristina Goto
Un restaurant y un teatro comparten similitudes en la puesta y en la insoslayable complicidad del público. En el primero, los comensales entran en escena y participan con todos sus sentidos; en el segundo, los espectadores comprometen su concentración desde la platea para vivir la historia.

Cuando llegué a la residencia de Can Sunyer 48, en Gerona, sentí una enorme emoción. Pisé el escenario del Mejor Restaurante del Mundo 2013 y 2015 con el deseo de ser cómplice de la renombrada función en casa de los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca, quienes detentan, además, tres estrellas de la máxima guía, la Michelin.

Me recibió Joan, líder del mundo salado, una persona cálida que enseguida mostró su entusiasmo por la alianza entre su restaurant y BBVA Francés para profundizar la investigación de las cocinas en varios destinos de América Latina en el lapso de cuatro años. En ese momento, aquél tema era el futuro. El presente: el servicio que venían de iniciar un rato antes.

Pronto me invitó a la cocina, espacio generoso, estudiado centímetro a centímetro para que cada cual atienda su plaza y todo fluya. Los Roca y su gente trabajan con pasión y en relax, no mecánicamente. En sus decisiones hay tradición y evolución, hay vocación y conocimiento, hay alegría y naturalidad. Cuando una observa cómo se mueven, se revela un saber que trasciende el trabajo, que se hereda y resulta, francamente, espléndido. Tuve la misma sensación cuando entrevisté a Josep Roca –el sommelier– en Buenos Aires.

En la sala de El Celler de Can Roca la luz natural del sol entibió el mediodía. Interior y exterior se ensamblaron a través de las paredes de cristal y de madera clara: primavera precoz. Ya en la mesa, la cocina evidenció su encanto con sabores finos y perfumes dadivosos, texturas atractivas y estéticas movilizantes. De buenas a primeras, el linaje del Mediterráneo se manifestó con el olivo bonsái y sus frutos rellenos de anchoas.

De los periplos recientes del trío español surgieron appetizers: recuerdos cosmopolitas de viajes a Marruecos, México, Perú, Corea y China. La brioche de trufa, el consomé, la contessa de espárragos blancos y los calçots me remitieron sin dudarlo a la campiña catalana. El mar se lució con la caballa con encurtidos, hueva de mújol y ensalada de ortiguillas; las navajas con espardenyes –equinodermo de carne muy apreciada– y las algas escabechadas; ¡y también, cómo no, con pulpitos, gamba y cigala!

El inquietante helado de masa madre me anunció la hora de los postres. Entonces aterrizaron una manzana de gran belleza –estética y etérea– y la famosa Anarquía: una puesta libre de distintos sabores y texturas de chocolates para terminar de atrapar al hechizado comensal.

Desde el Albet i Noya, un Brut Reserve 2009 del Penedès elaborado exclusivamente para El Celler y servido al despuntar el mediodía, probé, en adelante, unos blancos que quedaron en la memoria de mi paladar: el Xarel lo Vermell 2014, el Pedra de Guix Terroir al Límit del Priorat 2011, el Vidonia Suertes del Marqués 2011 y el Meursault Charmes 1er Cru 2011. El mediodía devino en tarde y la experiencia creció, con el tiempo, en mi remembranza. Lo que quedó, sin lugar a dudas, fue la calidez de todos y cada uno de los actores de El Celler de Can Roca.

JOAN (mundo salado: cocinero) 

"La cocina admite muchas vertientes y lecturas. Tenemos la suerte de interpretarla de una manera muy particular. Somos inconformistas: nos gusta buscar nuevos caminos y nuevas formas de hacer las cosas. Nunca olvidamos el sentimiento elemental y sencillo del sabor y del producto como materia prima. No renunciamos a la tradición, a la evolución ni al diálogo con la ciencia y las disciplinas que permiten que la cocina sea más diversa y más divertida." 



JOSEP (mundo líquido: sommelier) 

"En el go, mítico juego chino, es necesario construir para vivir. El objetivo no pasa por comerse al otro sino por trazar un territorio mayor. Así debemos plantearnos la complicidad de los equipos de cocina y de sala en la gastronomía. Edificar y plantear estrategias para seducir. La sala de un restaurante cohesiona como pocos espacios pueden hacerlo. Se trata de un universo de conexiones emocionales enriquecidas con el ‘feedback’ de la proximidad". 




JORDI (mundo dulce: pastelero) 

"Desde mi perspectiva, El Celler permite que no nos pongamos límites entre lo dulce, lo salado y lo líquido. Por lo menos, así lo veo yo, quizás porque en el mundo de la pastelería de restaurante existen menos referencias y lo que no hay es lo que puede ser. Y… ¿por qué no?".


sábado, 8 de agosto de 2015

En la cocina del mejor restaurante del mundo manda un argentino

De Caballito a España.Hernán Luchetti quiso ser profesor de gimnasia y terminó de jefe de cocina de El Celler de Can Roca, en Girona.







Jueves, dos de la tarde en la enorme cocina del Terrazas Bistró de La Rural. Hernán Luchetti (36), jefe de cocina de El Celler de Can Roca, carga pipeteas con un coctail de mate y Malbec, que servirán a la noche en una de las cinco cenas exclusivas que el mejor restaurante del mundo está dando en Buenos Aires (ver aparte). Se le acerca Josep, el sommelier y hermano del medio de los tres Roca. “¿No fuiste a festejar anoche al Obelisco?”, le pregunta. Y él, hombre de pocas palabras, levanta la vista y sólo sonríe. No hace falta más: la alegría de la Libertadores todavía no le entra en el pecho.
En las charlas de fútbol en la cocina del Celler en Girona, Hernán defiende el rendimiento de Lionel Messi en la Selección argentina, pero no es hincha del Barcelona. Es millonario desde la cuna. Y su cuna está en Caballito. Quiso ser profesor de Educación Física y analista de sistemas, y empezó a estudiar gastronomía en el Ott College como un hobby. Pero después encontró una salida laboral. Estaba en La Bourgogne, la meca de la cocina francesa en Buenos Aires, cuando en 2006 lo descubrieron unos “cazatalentos gastronómicos” que buscaban cocineros para llevarse a Europa. Trabajó en la Terraza del Casino en Madrid e hizo prácticas en el mítico El Bulli de Ferran Adrià y luego en el Celler. A los 15 días, ya estaba a cargo de la partida de pescados. “Tuve suerte”, se restará méritos, humilde, sobre las condiciones que lo hicieron llegar a jefe de cocina.
Hoy comparte el cargo con el español Nacho Baucells y entre ambos se reparten la toma de decisiones en la planificación, la preparación y el despacho de los aclamados platos del chef Joan y el pastelero Jordi. También participan en su creación. Porque, cuenta Hernán, en el Celler el proceso creativo es colaborativo. Pone como ejemplo el famoso “Gol de Messi”, en el que el comensal puede “saborear” un gol de la Pulga. “Reunido el equipo, Jordi nos preguntó cómo podíamos transmitir la emoción de un gol”, recuerda. 
Sobre los hermanos Roca, Luchetti elige una definición para cada uno: Joan es el maestro; Josep, el poeta; y Jordi, el transgresor. Para los tres sólo tiene elogios. Por su talento, por lo que le enseñaron y por las condiciones de liderazgo que muestran en la cocina. “Hay tensión, lógicamente, pero nunca gritos. Esa tranquilidad que transmiten hace que vos la tengas que transmitir al resto”, afirma. 
“Tenemos un gran equipo. El Celler son mis amigos, es mi familia”, asegura. Todos los mediodías, el staff completo cruza para almorzar en el bar de Montserrat, la mamá de los hermanos. Allí se mezclan con habitués que van a tomar un aperitivo y turistas que peregrinan a ver dónde se formaron los Roca. “Los canelones de la Montse son increíbles”, se entusiasma Hernán, y reconoce que ninguno de todos los chefs pudo reproducir la pasta con que la cocinera de 79 años baña sus gloriosos calamares a la romana: “No le dio la receta a nadie”.
En sus días libres, va a esquiar o sale con Sonia, su pareja, que también maneja un restaurante. Cada dos años, viene dos semanas a Buenos Aires. Va poco a comer afuera porque su gran familia italiana lo absorbe a tiempo completo, pero sí mantiene relación con varios chefs. “En Europa tenés un productor que, por ejemplo, te hace sólo un tomate especial. Eso acá es complicado por un tema de costos. Pero más que un obstáculo, es algo que han aprendido a sortear”, analiza y destaca el nivel de sus pares locales.
Con los años perdió el acento porteño, pero su sueño es abrir acá un restaurante con su mujer. Aunque todavía falta para eso: “Hoy estoy en un lugar único y soy un privilegiado. Quiero aprovecharlo y disfrutarlo”.

Clarin

Con yerba, panceta y otros ingredientes originales, se consolidan los tragos made in Buenos Aires

Tendencia.Además de sorprender, buscan renovar clásicos. El 17 arranca la primera semana dedicada a la movida, en la que participan 50 bares. “Tenemos más de cien años de historia y también, creatividad e ingenio”, resumen expertos.

Empezó el vino, siguió la cocina y en los últimos años se sumó la coctelería. Con un paladar más formado y exigente del otro lado, los bartenders locales comenzaron a explorar nuevos caminos y sortearon con ingenio la dificultad para acceder a materias primas predominantemente importadas. Además de las reversiones de los clásicos a base de aperitivos hoy sorprenden con mezclas que incluyen ingredientes como yerba mate, remolacha y hasta panceta. Tal es el crecimiento que este mes la Ciudad tendrá su primera semana dedicada a la coctelería, con un circuito de 50 barras que ofrecerán una carta especial a precios promocionales, clases y otras actividades.

La culpa del cazador, con pacenta ahumada.
"Buenos Aires tiene una gran historia coctelera, hace más de 100 años que hay bartenders trabajando y si uno quiere ir más atrás encontrás que a fines de 1800 en las pulperías se preparaban jugos que se mezclaban con alcohol. En el Centenario aparecen los primeros bartenders y empiezan a venir de afuera a asesorar y a armar cartas de tragos como sucedió, por ejemplo, en las confiterías Richmond", cuenta Martín Auzmendi, ex bartender y periodista especializado en gastronomía, organizador de Buenos Aires Coctel junto a Rodolfo Reich y Agustín Camps.
La década de oro de la coctelería local tuvo lugar entre los años 50 y 60. "Con la cocinera de los programas de TV, los bartender llegaron a ser figuras populares. Manolete (Manuel Otero Rey, que enseñaba a hacer mezclas en Buenas Tardes Mucho Gusto) era más popular que cualquier barman hoy", avanza Auzmendi. Y menciona a otros grandes referentes, como Santiago Pichín Policastro y Eguenio Gallo. "Después hubo un retroceso que se empezó a revertir hace 15 años, con un aceleramiento muy fuerte en los últimos cinco", apunta.
El Tereré tonic, una de las novedades.


Uno de los aspectos que marca la diferencia en el circuito local parte de la creatividad. O el rebusque, bah. "Buenos Aires siempre estuvo a la vanguardia, independientemente de la moda tenemos ingenio para hacer con pocos recursos. Hay mucha inteligencia detrás de todo eso y se están haciendo mezclas interesantes", confirma Guillermo Blumenkamp, de Doppelgänger Bar. Y agrega que este auge sirve para democratizar las bebidas.
"Hay que alejarse de la sofisticación en vano y pensar en la calidad del producto, como en un restaurante. Por la cultura del vino, siempre hubo un consumo muy importante de aperitivos y eso viene del lado de los inmigrantes. El hecho de no contar con tantos productos envasados o procesados, como sucede en Estados Unidos o Inglaterra, nos fuerza a trabajar con materias primas frescas", dice Julián Díaz, fundador del 878 Bar. "Empezamos a usar productos de la cocina, a hacer mermelada de quinotos o jugo de zanahoria o el de remolacha para una reversión del Bloody Mary (Tinta Roja, que lleva vodka macerado con pimienta y mostaza)", enumera Javier Sosa, jefe de barra "del Ocho".
Hoy las cartas tienen propuestas que incluyen vinagre de frambuesa y flores (Amor Platónico de Pony Line), yerba (Tereré tonic de Florería Atlántico), aceto balsámico (Artichoke smoke de Prado y Neptuno), almíbar de fernet-coca-café (Italoamericano de Traquino) o higos molidos y panceta ahumada (La culpa del cazador, de Doppelganger). "Y hasta algún Bloody Mary con chimichurri, experimentos que buscan diferenciarse del trago de todos los días", suma Díaz.
En esta evolución también fue ganando lugar el whisky. "En la Argentina había una barrera que de a poco está desapareciendo. Se lo vinculaba con una bebida más fuerte, masculina, que los puristas consideraban que había que tomar sola. Para un bartender es como escalar el Everest, porque el whisky es muy aromático y domesticarlo implica una gran capacidad a diferencia del vodka, que es más neutro", expone Juan Carlos Baucher, Brand Ambassador de Johnnie Walker Argentina.
Servido al estilo del mate, para experimentar.
"La idea de Buenos Aires Cóctel es que la coctelería deje de ser algo para pocos. Cuando se habla de tragos, en general, se los sigue asociando a fiestas, exceso y reviente y queremos pensarlo dentro de la gastronomía, hay mucho trabajo atrás y es una experiencia de placer", sostiene Auzmendi.
"Mi consejo es que hay que ser promiscuo, es lo que siempre repito: vayan a probar, salgan del lugar de confort, no se queden con las rabas, la tortilla babé y el bodegón. Esta es una gran oportunidad", alienta Blumenkamp.
Para agendar: 
Buenos Aires Cóctel se realizará entre el 17 y el 22 de agosto. El listado de las 50 barras participantes (bares, restaurantes y hoteles) y sus propuestas, recorridos temáticos y otras actividades especiales se pueden consultar en el sitio BaCoctel.com.ar y en las redes sociales. Twitter y Facebook: BACoctel.

martes, 4 de agosto de 2015

Dia del panadero: historia del pan

El 4 de agosto es el Día del panadero. Aquí, una breve historia del alimento que todos comen y a nadie aburre.

Existen distintas versiones sobre cómo y cuándo se empezó a elaborar pan. Muchos dicen que el hombre descubrió el pan un poco por casualidad, durante el neolítico, cuando luego de haber dejado una papilla de cereales y agua al sol, por el calor del sol y el contacto con levaduras naturales del aire, la papilla se convirtió en una especie de galleta seca.

Lo que pocos dudan es que los griegos hayan sido los padres del arte de la panadería. Fueron los creadores del primer horno a leña, y ya contaban con más de setenta tipos de panes con masas de trigo, cebada, avena, salvado y centeno, saborizados con especias, miel, aceites y frutos. Les daban distintas formas y hasta se animaron a jugar con distintas temperaturas y tiempos de cocción. En un principio, fue un alimento relacionado con los rituales para los dioses, pero rápidamente se convirtió en un alimento popular.

Los romanos oficializaron el oficio panadero. Aparecieron las reglas de elaboración, los impuestos, y durante la época del emperador Trajano se fundó la primera asociación, El Colegio Oficial de Panaderos. Los romanos mejoraron los molinos, las máquinas de amasar y los hornos. Además, como pan y vino conformaban la dieta básica de los soldados, inventaron la receta para el panis militaris, un pan de larga duración que les servía para las cruzadas. En un principio, era un alimento de familias pudientes, pero con el tiempo se popularizó tanto que el poeta Juvenal llegó a decir que los romanos sólo necesitaban pan y circo para vivir.

Durante mucho tiempo, el color de la miga del pan fue un indicador de la clase social de quien lo consumía. Cuanto más blanca la miga, más caro era el pan. El pan blanco era un alimento exclusivo de las clases altas, y en muchos casos se usaba como plato para colocar la comida, que una vez usado se tiraba para que lo comieran los pobres.

A fines del siglo XVIII, con el progreso de la agricultura, las investigaciones sobre la harina y la mejora en las técnicas de molienda, empezó a perfeccionarse la calidad de la harina, aumentó la oferta y bajaron los precios. En el siglo XIX, con la invención del molino a vapor, la aparición de nuevas levaduras y técnicas de amasado, la industria panadera comenzó o crecer a pasos agigantados.

Hoy todo el mundo come pan, y ya no rige la ley del color de la miga. Hay de muchos tonos, gustos e ingredientes. Y hay quienes no pueden pasar un día sin comer un bocado de pan.

En Buenos Aires hay pan para todos los gustos. Fijate este recorrido de Oleo Dixit por las mejores panaderías de la ciudad.



Feliz Dia del Panadero! 4 de agosto





Cada 4 de agosto se conmemora el Día Nacional del Obrero Panadero en honor a la labor de quienes producen este 

alimento básico para los argentinos.

Con motivo de la creación de un 4 de agosto como hoy, pero de 1887, del sindicato de panaderos por parte de Enrique

Malatesta (curioso apellido), el Congreso Nacional Argentino declaró en 1957 el día de hoy como el Día Nacional del 

Panadero. Esta fecha es para honrar a quienes endulzan a diario la vida de todos los argentinos. En efecto, el 4 de agosto es 

el Día del Panadero en Argentina.


El origen del Día del Panadero en Argentina


El Día del Panadero en Argentina es, en rigor, el Día Nacional del Obrero Panadero. El nombre de la fecha hace referencia a 

que fue un 4 de agosto, pero de 1887, cuando se creó el primer sindicato de obreros panaderos.


Llamado en su momento Sociedad Cosmopolita de Resistencia y Colocación de Obreros Panaderos, la creación de este 

primer sindicato de obreros panaderos fue obra del famoso anarquista Enrique Malatesta. En su corta estadía en Argentina, 

entre 1885 y 1889, este activista político dejará una fuerte impronta en lo que fueron los 

orígenes de la organización del movimiento obrero en ese país.


Texto: soyepsgo

Chocolate negro contra el sobrepeso y la diabetes tipo 2

No se conocen con certeza los orígenes del árbol de cacao (Theobroma cacao). Algunas teorías proponen que su diseminación empezó en las tierras tropicales de América del Sur, de la cuenca del río Orinoco o el río Amazonas, extendiéndose poco a poco hasta llegar al sureste de México: estudios arqueológicos revelan que el cacao es, en efecto, de origen sudamericano, y se consumía en Ecuador desde hace unos 5.500 años. El cacao era utilizado como moneda ya que era uno de los productos que se utilizaban para pagar el tributo al "tlatohani". 

En los primeros tiempos el consumo parece haber sido en forma de una especie de 'cerveza': una bebida basada en la fermentación más que de los granos del cacao de la pulpa. Luego, los olmecas, mayas y mexicas comenzaron a consumir el chocolate derivado de la pasta de los granos aliñada o aderezada con chile. En forma semi líquida y líquida, el chocolate eran la bebida preferida de las realezas, que lo consumían en vasos especiales (jícaras). 

El chocolate (en náhuatl: xocolatl) es el alimento que se obtiene mezclando azúcar con 2 productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao: la pasta de cacao y la manteca de cacao. Los beneficios potenciales para la salud si tomamos chocolate negro siguen acumulándose (se entiende que un chocolate negro es el que presenta una proporción de pasta de cacao superior al 50 % del producto).

CIUDAD DE BUENOS AIRES (JuntosBien). 12 alimentos fundamentales para mantener el cerebro activo:
> Agua (60% del cuerpo del adulto, 70% del lactante, y 40% del anciano es agua. El 91% del cerebro es agua)
> Pescado azul (omega-3)
> Nueces (Alfa-linoleico (alfa-linolénico omega-3 de origen vegetal, monoinsaturadas, fibras, vitaminas E, B1, B2, B3, B6, acido fólico, calcio, magnesio, cobre, selenio, flavonoides, fitosteroles) 
> Queso parmesano (calcio, fósforo, vitaminas B2 y grupo B, A, D, E, sodio, colesterol)
> Espinacas, endibias, pipas de girasol, hígado (ácido fólico/vitamina B9)
> Pimiento (vitamina C, el rojo más que el verde. Además, A, E, B1, B2, B6 y ácido fólico, fibra, magnesio, cobre, flavonoides y capsaicina)
> Pipas de girasol (grasas poliinsaturadas, proteínas, carbohidratos, mucha vitamina E, acido fólico y fibra, flavonoides, hierro, magnesio, colina, betaina, lignanos y fitoesteroles)
> Brécol o brócoli (vitaminas A, C, E, K y acido fólico, B3 y B6, glucosinolatos, flavonoides y luteína)
> Licuado de avena (carbohidratos complejos, grasas insaturadas con importancia del oleico y linoléico, vitaminas B1, B3, acido fólico y E, potasio, selenio, fósforo, magnesio. Sus enzimas convierten al almidón en maltodextrina, maltosa y glucosa)
> Banana o plátano (levulosa y glucosa, B6, acido fólico, C y minerales como calcio, fósforo, magnesio y potasio, fibra soluble) 
> Té verde (niacina, ácido fólico, flúor, manganeso, teobromina, flavonoides, acido oxálico, catequina, epicatequinas, EGCC o galato de epigalocatequina)
> Chocolate (vitamina E, vitaminas del grupo B, potasio, calcio,  flavanoles, hierro y magnesio) 



Texto e imagen Juntos bien

domingo, 2 de agosto de 2015

2 de agosto Día del Trabajador Gastronómico





Los mozos, los chefs, los hoteleros, los barman y todos sus afines hoy están de festejo. Es que este 2 de agosto se celebra, como todos los años, el Día del Trabajador Gastronómico en Argentina .

 La conmemoración de este día se debe a que un día como hoy, pero de 1948 , varios sindicatos de hotelería y gastronomía que se habían creado a lo largo y ancho de todo el país durante más de 40 años se unieron para formar la Federación Obrera Argentina de la Industria Hotelera (FOAIH) , hoy conocida como Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA).

 El Día del Trabajador Gastronómico también es conocido en algunos lugares como el Día Nacional del Trabajador Hotelero y Gastronómico. Como parte de sus celebraciones, desde distintas filiales de UTHGRA organizan en las calles de sus ciudades la típica carrera de mozos.

Terra

lunes, 20 de julio de 2015

Vuelve Espacio Gourmet, la feria gastronómica de Pilar


El último fin de semana de julio llega la segunda edición de un evento que propone clases de cocina, catas de vino, productos gourmet, food trucks y mucho más.


Del 24 al 26 de julio vuelve a Pilar Espacio Gourmet, una feria gastronómica que propone lo más sofisticado y novedoso de la gastronomía actual: clases de cocina, la posibilidad de probar y comprar productos de calidad, utensilios y herramientas de cocina y degustación de vinos.

Entre las propuestas culinarias se destaca la de los célebres chefs Jean Paul Bondoux y Jérôme Mathe, que presentarán su servicio de catering “Cuisine du Sud”, los hot dogs gourmet de Pancho Bonito y, además, todo tipo de restaurantes sobre ruedas: B.A. Foodtruck, María Félix, Moros en la Costa y Bonnyuzz son algunos de ellos.

También vas a poder asistir a las clases abiertas de los chef de la Escuela de Cociceros Gato Dumas, uno de los eventos más concurridos de la última edición. Y si querés ponerle un poco de química al día, acercate al stand de GuiLab, para ver cómo preparan helado molecular en vivo.

Para los amantes del vino también hay propuestas interesantes, como la de Gorros Wine: junto a “Los Caminos del Vino”, organiza un paseo para degustar las cepas más exclusivas.

En el predio también funcionará un mercado que ofrecerá productos gourmet como las mermeladas y los chutneys de Gaby Matchel, las pastas de Paese di Sapori, las variedades de queso de Quesoteca Burgos, las leches de Veggie Milk y los blends más originales de Tea Me. Además, Ollas Essen, Metal Real con sus cubiertos, la artista plástica María Laura Pini con su “vajilla de autor”, los hornos artísticos de Cuisine y los manteles intervenidos por artista textil Nadine Youssefian.
DATOS ÚTILES
El evento se llevará a cabo el viernes 24 de 18 a 24 horas, el sábado 25 de 12 a 24 horas y el domingo 26 de 12 a 19 horas, en Chile 1963 (salida km 47 de Panamericana). 
Esta segunda edición de Espacio Gourmet cuenta con el apoyo de la Municipalidad de Pilar y con el auspicio del Banco Provincia, que ofrecerá beneficios para sus clientes.

CONCURSO FOTOGRÁFICO “LA SAL DE LA VIDA”En el marco de la feria, se premiará al ganador del primer concurso de concurso fotográfico de gastronomía gurmet. Los fotógrafos profesionales o amateurs interesados en participar, pueden mandar su foto hasta el 6 de julio (obviamente, con la comida como tema central). Para conocer las bases del certamen, hacé click acá.

Planeta Joy

Fotos Espacio Gourmet Facebook









miércoles, 8 de julio de 2015

Buenos Aires Market Feria de alimentos saludables

Buenos Aires Market es el mayor –y más bonito- mercado de la ciudad de Buenos Aires dedicado a los alimentos saludables. Se realiza durante un fin de semana por mes y convoca a los principales productores de alimentos orgánicos y saludables de la Argentina.
Con acceso libre y gratuito, ofrece la posibilidad de degustar sin cargo y comprar a precio promocional, alimentos y bebidas naturales.

¿QUÉ VOY A ENCONTRAR?

Al estilo de los mercados de orgánicos de Londres y Nueva York, Buenos Aires Market cuenta con más de 60 gazebos dónde se ubican los productores participantes, que ofrecen productos en los siguientes rubros:

¿Y QUÉ MÁS?

Buenos Aires Market es un paseo con atractivos para personas de todas las edades.
También dispone de una amplia oferta de puestos de comida vegetariana gourmet para almorzar y merendar al paso, o en las mesas comunitarias del mercado, que son atendidas por los chefs más representativos de las diferentes variedades de esta corriente gastronómica (raw food, macrobiótica, orgánica, vegana, fast good, entre otras).
Asimismo, cuenta con un auditorio en el que se ofrecen charlas, talleres y clases de cocina, con acceso libre.
La propuesta se complementa con una atractiva grilla de espectáculos callejeros.