lunes, 1 de noviembre de 2010

Masas listas para usar


Imagen : La Nacion


Discos para empanadas, pasteles... y todo lo que imaginemos. El mercado ofrece las más variadas opciones en este rubro

Los tiempos han cambiado y la industria de alimentos facilita las tareas culinarias.

Antes de que aparecieran los discos para empanadas, había que disponer de un tiempo especial para amasarlas, siempre que se diera con la receta correcta.

Alrededor de 1962, la compañía La Salteña lanzó pastas frescas y tapas de empanadas y pascualinas listas para cocinar. Luego las mezclas se fueron diversificando.

Los discos de masa pascualina sirvieron para todo, desde tartas hasta palmeritas. Aparecieron fórmulas al gusto de cada cliente: light, con harina integral, tipo criollo, hojaldradas, kosher. Hoy se cuenta con el rollo-hojaldre (Mendía) para hacer bocados dulces y salados.

También, la masa fila (Novacap SA), para reproducir el recetario de Medio Oriente, y el strudel (Novacap SA), para hacer un arrollado con sello europeo.

Algunas panaderías de supermercados ofrecen marcas propias en bollos frescos de masa para pizza.

AHORA, LAS RECETAS

Retirar la masa del envase una vez que esté listo el relleno. El packaging informa cómo usarla y a qué temperatura de horno.

Palmeritas

Tomar una hoja de masa hojaldrada para pascualina o roll de hojaldre, pincelar con agua, presionar ambas caras con azúcar, y arrollar simultáneamente ambos extremos paralelos hasta que las vueltas coincidan en el centro. Encimar, cortar, disponer en placas enmantecadas, cubrir con un toque de manteca y hornear.

Strudel de queso y cebolla

Mezclar abundante cebolla rehogada con ricota, sal, pimienta, queso mantecoso y un huevo (sólo para unir). Distribuir sobre el borde de una hoja de strudel aceitada, arrollar y hornear.

Por Miriam Becker
miriambecker@fibertel.com.ar
www.miriambeckerweb.com

1. Horno

En general, se preparan a temperatura entre mediana y alta, para que la masa se cocine rápidamente y se hojaldre.

2. Un negocio redondo

En el Gran Buenos Aires, el consumo de tapas para empanadas supera los 45 millones de docenas por año.

3. Freezer

Todas se pueden cocinar y congelar; se recomienda recalentarlas en horno de gas o eléctrico, no en microondas.


Fuente: La Nacion Revista