sábado, 10 de abril de 2010

Yogur griego casero

750 gr. de leche homogeneizada,
½ litro de nata liquida,
125 gr. de yogurt natural.

Calentamos la leche junto con la nata en una cazuela y retiramos del fuego cuando comience a hervir.

Reservamos fuera del fuego hasta que la temperatura baje a unos 60 ºC. Una vez haya alcanzado esta temperatura, mezclaremos el yogur natural con la leche y la nata templadas.
Repartimos la mezcla anterior en frascos o boles individuales, los tapamos y reservamos en lugar templado durante 10 horas.
Cuando haya cuajado, guardaremos en el frigorifico durante 4 horas antes de consumir bien frio.

Este delicioso yogur se puede consumir como postre con azucar, miel, frutas, mermeladas de frutas, pero tambien para preparaciones saladas como salsas y vinagretas para ensaladas.
Suele tener una caducidad de 1 semana, pero siempre conservandolos en frigorifico y tapados hasta el momento de consumir.

El yogur es un alimento probiotico. Esto quiere decir que contiene microorganismos que, al ser ingeridos, actúan de manera beneficiosa sobre la flora bacteriana del intestino.

Algunos de estos beneficios son la estimulacion de la respuesta inmunitaria, aumento de la absorcion de calcio y una mejora de la digestibilidad de la lactosa. En general, las personas con intolerancia a la lactosa toleran mejor los yogures que la leche, pero siempre hay que valorarlo individualmente.
La diferencia entre un yogur griego y el resto es que el griego tiene un poco mas de materia grasa procedente de la leche con nata.

Fuente:: tusrecetas.tv

2 comentarios:

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Gracias por compartir! tomo nota!

Siempre un placer pasar a visitarte!!
Recibe un relajante y cálido abrazo para tu ser.

Beatriz

anaiv dijo...

Gracias Beatriz!!! para mi es un gusto enorme que me visites!!!
Yo estoy poco "visitadora"...deben perdonarme
Gracias por tu abrazo.
Un beso