miércoles, 16 de septiembre de 2009

Sandwiches - Show de primavera -

Un buen pan es la base para que se luzca cualquier sándwich. Y en el relleno está la mano del chef.

Hoy, las fórmulas de Darío Gualtieri para darle la bienvenida a los días de sol y los paseos al aire libre.

A preparar la canasta.


Chef: Darío Gualtieri.

Aunque no tienen estación, con las salidas al aire libre los sándwiches cobran protagonismo.

Si rastreamos su origen, llegamos al codex Romanoff: un catálogo ruso de obras y notas de Leonardo Da Vinci, en la que ya se habla de un trozo de carne dentro del panes.

Pero la leyenda más famosa, endilga su creación al inglés John Montagu, IV conde de Sandwich.

Allá por el 1700, este noble amante del juego se encontraba en medio de una partida cuando pidió unas rodajas de roast beef. Para no ocupar sus manos con los cubiertos, el noble colocó la carne entre dos rodajas de pan.

Con una mano comía, con la otra sostenía los naipes.

Sus compañeros de mesa no tardaron en imitarlo y el bocadillo se hizo famoso con el nombre de "sándwich".

Tan orgulloso estaba el conde de su creación, que figura entre los legados de su testamento.

En el año 2000, uno de sus herederos, el XI conde John Montagu, inauguró The Earl of Sandwich, una empresa epecializada en emparedados, que trabaja con productos de elaboración propia.
En Cómo acabar de una buena vez con la cultura, Woody Allen dice que en las exequias del IV conde, los agradecidos pobladores lo despidieron con la frase: "Liberó a la humanidad del almuerzo caliente. Todos estamos en deuda con él".

Cuánto de verdad, leyenda u oportunidad comercial tiene esta historia, no lo sabemos; pero lo cierto es que el sánwich existe en el mundo entero.

Acá van las recetas de Darío Gualtieri (bistró La Colección), que se pueden disfrutar en un picnic o, o en casa, como plato único.

Para quedar como un conde.

Raquel Rosemberg



» Pan de morrones y aceitunas

» Brioche con langostinos y guacamole

» Pan de pita con cordero y salsa yogur



» Piadina con bresaola, rucula y peras


pera. 1
bresaola cortada fina. 200 g
rúcula fresca. 1 paquete
sal y pimienta. a gusto
aceite de oliva. 4 cucharaditas

Lo que lleva la piadina

levadura fresca. 12 g
agua tibia. 125 cc
harina. 250 g
sal. 1/2 cucharadas
grasa de cerdo. 40 g

Lo que lleva la salsa

dientes de ajo. 3
sal fina. 1 pizca
albahaca fresca. 1 ramito
yema. 1
aceite de oliva. 125 cc

Cómo se hace

La piadina:

disolver la levadura en el agua. Disponer la harina y la sal sobre la mesa.
Con las manos, incorporar la grasa a la harina.
Sumar el resto del agua y amasar hasta obtener un bollo suave.
Cubrir con papel film y dejar 1/2 hora a temperatura ambiente

Cortar la masa en cuatro, aplastar cada bollito con un palo de amasar.
Hay que obtener 4 discos de 3mm de espesor y 20 cm de diámetro

Cocinar los discos, de ambos lados, sobre una plancha caliente con oliva

La salsa:

pelar el ajo y sacarles el brote de su interior.
Procesarlos con la sal y la albahaca.

Agregar la yema y volver a procesar.
Sumar el aceite en forma de hilo.
Reservar en la heladera
Pelar la pera y cortarla en láminas finas.
Untar las piadinas con el allioli de albahaca, intercalar láminas de pera, bresaola y rúcula. Salpimentar, rociar con aceite de oliva y servir.




» Pan con semillas y lomito






» Correo


» Agenda


» Bianchi torrontés


» Maridajes


LATOS DE PELÍCULA

La mesa de Meryl Streep

Mañana llega a los cines Julie & Julia. El film de Nora Ephron, estrenado en agosto en los Estados Unidos, despertó en el público un inusitado furor por la cocina francesa.



COCINA DEL MUNDO

Clásicos postres franceses


SALUDABLE

Anotate un poroto

Soja, lentejas, garbanzos, habas, arvejas y otras legumbres suman nutrientes y proteínas. Ideales en dietas anti diabetes y colesterol.


ENSALADA DE LENTEJAS

PASTA E FAGIOLI



DICCIONARIO PRACTICO

Pequeño Blanca Cotta ilustrado

Diccionario práctico (o ayudamemoria).

CALAMARES, UNO DE LOS FRUTOS DE MAR MAS RICOS Y DE PRECIO ACCESIBLE


Calamares rellenos


CORCHOS Y BOTELLAS

Arte y vino en el interior

En Coronel Suarez, los artistas de la provincia de Buenos Aires mostraron sus obras en el primer salón de barricas intervenidas. El evento cerró con una subasta con fines benéficos.



Ollas&Sartenes