jueves, 18 de diciembre de 2008

Delicias Rojo Shocking- Frutillas-


Son capaces de despertar pasiones. Y con razón: las frutillas son deliciosas, sanas y en esta época se consiguen a buen precio. Para disfrutar desde la entrada al postre.


Nunca pasan inadvertidas... Será porque las frutillas son de la familia de las rosas, junto con las zarzamoras y las frambuesas. Dan una flor muy atractiva porque de ellas dependen para propagar sus semillas. En un comienzo eran salvajes, pero a partir del siglo XV se las comenzó a cultivar. Uno de sus fans fue Luis XIV, quien las hizo plantar en los jardines de Versalles.

En esta época se las ve muy tentadoras y dan ganas de comerlas al toque. 

Pero Emilia Bellón explica que es importante lavarlas en varias aguas, la última con unas gotas de limón o vinagre, y recién después sacarles el cabito. 

Se las puede comer con azúcar y jugo de naranja, porque la acidez realza se sabor. ¿Un secreto? Una vuelta de pimienta les va genial. 

La nutricionista Pilar Llanos explica que tienen pocas calorías, mucha fibra, casi no contienen sodio, tienen algo de hierro y mucha vitamina C (más todavía que una naranja).

Mermelada de frutillas

Cómo se hace

  • Lavar un kilo de frutillas, quitarles el cabito y pesarlas. Por cada kilo de frutillas, calcular 800 gramos de azúcar.
  • Colocar las frutillas en una olla, sumar el azúcar y dejar reposar 30 minutos.
  • Incorporar 2 cucharadas de jugo de limón y cocinar a fuego medio unos 15 minutos.
  • Para probar el punto, colocar una cucharadita en el borde de un plato e inclinarlo: si la mermelada no corre, está lista. Envasarla en caliente en un frasco limpio, tapar y llevar al frío.


    Mousse de frutillas

    Cómo se hace

  • Limpiar 500 gramos de frutillas, espolvorearlas con 4 cucharadas de azúcar y reservar 30 minutos.
  • Procesarlas, pasarlas a un bol y sumar una cucharada de licor de naranja y 240 gramos de queso crema.
  • Hidratar 14 gramos de gelatina sin sabor en 8 cucharadas de de agua, calentarla hasta que esté transparente (sin que hierva)
  • Aparte, batir a medio punto un pote de crema con 3 cucharadas de azúcar y mezclarla suavemente con las frutillas.
  • Colocar en moldes individuales forrados con papel film o rellenar tarteletas. Llevar a la heladera 3 horas.
  • Decorar con frutillas y chantillí.

  • Ollas&Sartenes-Diario Clarin-