viernes, 17 de octubre de 2008

Arrollado de merengue y frutilla

Claras 4
Azúcar 300 g
Jugo de limón 2 cucharadas
Almidón de maíz 1 cucharada

Relleno:

Queso mascarpone 200 g
Crema de leche 300 g
Azúcar 4 cucharadas
Ralladura de limón 1
Frutillas 400 g

Bata las claras en la máquina y, cuando espumen, incorpore el azúcar de a poco.
Siga batiendo hasta obtener un merengue firme y brillante.
Retírelo, incorpore jugo de limón y almidón de maíz en forma envolvente.
Forre una placa para horno de 45 cm de largo x 35 cm de ancho con papel para cocinar enmantecado. Vierta y esparza el merengue en forma pareja.
Lleve al horno a temperatura moderada (160ºC) entre 25 y 30 minutos.

Prepare sobre la mesada un papel de aluminio del tamaño del molde o un papel manteca espolvoreado con abundante azúcar impalpable. Retire el merengue del horno y desmolde sobre el azúcar.
Esta permitirá que el arrollado no se pegue al papel.
Mientras se enfría, bata el queso con la crema y el azúcar, perfumando con la ralladura de limón.
Lave las frutillas, retire los cabitos y apoye sobre papel absorbente o un lienzo para quitar el exceso de agua.

Corte en cuartos y combine con 2 cucharadas de azúcar. Reparta la crema sobre el arrollado, por encima las frutillas y arrolle ayudándose con el papel.
Lleve inmediatamente a la heladera.
Deje enfriar como mínimo entre 2 y 3 horas.
Retire el papel y sirva.

Receta Dolli Irigoyen
Revista Diario La Nación