martes, 5 de junio de 2012

Todos lloraban a Paul Bocuse... ¡pero está vivo!

Periodistas argentinos y del mundo tuvieron el descuido de compartir la mala noticia de que el gran chef francés había muerto ayer, guiados por falsos rumores virtuales. Tranquilos, que hay Bocuse para rato.

En periodismo es una práctica común adelantarse a los acontecimientos. Especialmente a las muertes. Es que los tiempos editoriales no respetan el luto: si alguien pasa a mejor vida, la noticia de su muerte no puede esperar y en este afán por primerear se arman, incluso, suplementos especiales por adelantado (recordarán aquel sobre la muerte de Sandro que se le filtró a Clarín y comenzó a circular por Internet bastante antes de la despedida del grande de América. Un bochorno, pero pasó).  

En esta ocasión le tocó a Paul Bocuse, el legendario chef francés, padre de muchos cocineros franceses, creador de la nouvelle cuisine, mentor de glorias culinarias. El hombre tiene 86 años y a la gente de necropedia.org, una página web que publica obituarios anticipados (ojo, también tienen el de Kevin Spacey), se les ocurrió sumar el texto post-mortem para Bocuse, algo que desató una desesperación virtual, sobre todo en otros periodistas, algunos argentinos, que se apuraron a twittear la noticias, a lamentarse por Facebook, a contar cuándo lo conocieron, cuán grande había sido y cuánto les importaba. 

Grave problema el de no chequear las fuentes. Por suerte, uno o dos desconfiaron. Elizabeth Auerbach, crítica gastronómica británica, llamó directamente al restaurante y después tuiteó: “Paul Bocuse está vivo y bien". Jean Banchet, fundador y jefe de cocina del legendario restaurante Le Francais (en Miami), también confirmó que el rumor era falso: “Acabo de llamar al restaurante y sé que no está muerto. De hecho, va a venir a la Florida”. 

Los que esparcieron por estas tierras la mala noticia igual de rápido la borraron de sus muros de Facebook pero... qué verguenza.  


Fuente texto e Imagen: Planeta Joy