sábado, 16 de octubre de 2010

Final Nacional Stella Artois



Por Chris Yoshida

La cerveza belga, con más de 600 años de historia, ya tiene su representante para el World Draught Masters en Londres. El Ritual de la Perfección fue el motivo de la competencia en el MALBA. Participaron, consumidores y bartenders de varias ciudades del país. Trofeo, buffet y cerveza, culminaron este certamen veloz y palpitante.
Se realizó la Final Nacional del World Draught Masters Argentina,organizada por la cerveza Stella Artois, para elegir al tirador de la bebida que mejor cumplió con los nueve pasos del Ritual de la Perfección. Emanuel Vidal logró el preciado primer lugar, que lo llevará a Londres a la finalísima del World Draught Masters, el 28 de octubre próximo. Esa competencia elegirá al Global Ambassador de Stella Artois 2010, quien -durante un año- trabajará visitando a los países consumidores de esta cerveza Premiun.
Este año se lanzó en la Argentina la Stella Artois Chopp, herramienta que faltaba para afirmar el Ritual de la Perfección. Los entrenamiento en los bares de Córdoba, Rosario, Mar del Plata y Buenos Aires para utilizar el nuevo equipamiento, realizados por embajadores de la marca, abrieron las puertas para encontrar a los consumidores fieles y fidelizar. Entre ellos fueron elegidos los competidores.
La virtud de los participantes, consumidores y bartenders, fue su interés por entender y practicar el Ritual de la Perfección, concepto excepcional que aprecia la calidad y prestigio de la bebida nacida en el pueblo de Leuven, Bélgica, en 1366. El objetivo del Ritual de la Perfección para servir el producto, es entregarlo con la misma excelencia que es elaborado, fin último de todo fabricante inteligente. Y al mismo tiempo, el chopp es la pieza que junto a la copa completan la imagen de marketing, sin cuestionamientos. Los nueve pasos representan el recorrido continuo para servir la cerveza y se realiza en algo más de 60 a 80 segundos.

Ellos son: Purificación –lavado y enjuague de la copa-, liberación –de la bebida, cuando se abre la canilla-, alquimia –llenado de la copa, colocada a 45 grados, hasta una altura determinada sin espuma-, coronación –formado de la espuma con la copa parada-, suspiro –cierre de la canilla y retiro de la copa-,sacrificio –barrido de la espuma con hoja de cuchillo a 45 grados-, juicio –control visual de la espuma lograda-, bautismo –enjuague de la copa en la bacha de agua- y ofrenda –escurrido de la copa, colocación del collar y presentación frente al cliente sobre posavasos-. Cada punto respeta una forma de acción, no hacerlo interrumpe lo perfecto y en la competencia, restó puntos. El tiempo mínimo del ritual no debía superar los 2 minutos.