domingo, 29 de agosto de 2010

Un viaje a los sabores mas espectaculares

La filosofía, el paisaje, las técnicas y la mente detrás de elBulli, el restaurante que Ferran Adrià abrió en una remota playa española, quedan develados en esta edición lujosa (Phaidon) que explica por qué ésta es la mejor cocina del mundo. Para leer antes de que caiga el telón

Si abre seis meses al año y sus ocho mil plazas se disputan entre dos millones de reservas, será entonces que en aquel rincón de la costa nordeste española algo hay que probar.
Allí está el Bulli, destino de peregrinos fieles a los sabores, dispuestos a todo por un bocado de su carta.

Tal, según designio de los Best Restaurants Awards, que anualmente entrega la prensa especializada, fue el mejor lugar del mundo entre 2006 y 2009 donde un mortal podía sentarse a la mesa. Y detrás de cada uno de los trucos que lo hacen espectacular está el mago catalán de la gastronomía: Ferran Adrià, responsable en todo el mundo de popularizar el concepto de cocina molecular, y ahora volcado a poner en marcha una fundación dedicada a investigar y enseñar, una labor que vuelve definitivamente singular el lado B de un chef de moda.
(continua)

La Nacion