viernes, 23 de abril de 2010

Poema al Cocinero -Federico Trujillo Uribe-


Poema al Cocinero

Como negar la pasión y el denuedo del sensible cocinero

Si es tan paciente y religiosa cual si fuera un misionero

Tu carrera de brigada la inicias pelando papas

Con trabajo y mucho esfuerzo vas cumpliendo las etapas

Vocación y gran talento son los d
ones que dios quiso
Para hacerte cocinero en el momento más preciso

Te pasas todo el día fabricando mil sabores

Que brotan de la alquimia de ingredientes y sazones

Fantasías con recetas que no tienen horizontes

Eres nómada y viajero todo el mundo lo recorres

Tienes aires de grandeza y orgulloso el corazón

No hay contienda que tu pierdas siempre tienes la razón

Hierves caldos, mezclas salsas que sabrosas son tus viandas

Todo el mundo a ti te adora por lo rico que sazonas

Los secretos bien se basan en los que llaman mire poix

Es la mezcla más perfecta y equilibra la verdad

Armas ataditos con hierbitas de conjuro

Para luego darle vida a la pócima de embrujo
Te quemas, te cortas y soportas mil tensiones
Tu labor es de soldado que resguarda los fogones

Las sartenes y las ollas todas ellas te acompañan

Son las fieles compañeras que te apoyan en campaña

Luces blanca la chaqueta y un hermoso delantal


Tiene historia de mil guerras y de corte militar
Tu cabeza es coronada con la toca que es sagrada
Te da rango en la brigada y así mandas la parada

Fuego dicen las partidas en las líneas de cocina

Todo el mundo se prepara y el servicio se avecina

La gloria nos espera ya tenemos comensales

La alegría que sentimos cuando prueban los manjares

Muy sabroso todo estaba felicítenos al Chef

Es el anhelado premio y nos llena de placer
Que fatiga que te causan las jornadas y los días
Que te olvidas de la vida y de tu buena familia

No conozco un cocinero que sea estable en el amor

No hay mujer que lo resista con su genio y con su hedor

Dios te guarde noble hombre que das vida al paladar

Solo espero con gran ansia esa obra hecha manjar


Por: Chef Federico Trujillo Uribe

Texto e imagen tomados de Federico Trujillo Uribe en Facebook-