sábado, 6 de junio de 2009

Para los amantes del buen vivir, nada mejor que una buena lectura

Ron, el espíritu de las colonias

Según Sir Henry Morgan, el famoso bucanero, el ron es un amigo y hermano para cuando estás solo en la oscuridad, una almohada cálida en una noche fría, un estímulo en la mejilla y un inspirador de proezas valientes e intrépidas.
Morgan llegó a ser gobernador de Jamaica.

Piratas y marinos consumían este aguardiente, destilación de caña de azúcar fermentado.
La Royal Navy lo utilizaba como anestésico, pero empezó a proporcionarlo a los marineros como alternativa a su ración de cerveza. Hasta hace unos años era la bebida tradicional de la marina británica.

En 1740, era tan popular, que el almirante Edward Vernon decretó que debería añadírsele agua. Sin quererlo, el almirante contribuyó a la cultura del ron ya que, este modo de servirlo con agua, dio origen al popular grog, el mismo que entibia las noches parisinas en el famoso bar La Rhumerie, del Bd. Saint Germain, muy frecuentado por Ionesco & Cia.

La especialidad de La Rhumerie es el grog, ron con agua caliente y limón, pero además allí se pueden encontrar todos los ron del mundo, en todas las combinaciones posibles. Este spirit, a diferencia de otros como el gin, vodka o whisky -que deben ser cocidos o malteados- es el que sufre menos manipulaciones, sólo melaza y levaduras, con algunas variantes en el tiempo de fermentación y en el tipo de levaduras.
Respecto a estas, cada fabricante guarda celosamente sus secretos.

Los lugares de producción de los mejores rones son Cuba, las Antillas francesas, Santo Domingo, las antiguas colonias británicas- Barbados, Jamaica, Trinidad y Guyana.
También en Colombia y Venezuela, donde representa un identidad cultural.Cada uno tiene sus características especiales, en cuanto a estructura y sabor, color y aromas, aunque todos tengan como origen la melaza.

Los grandes ron añejos sirven para beberlos solos, los más claros y livianos son los más aptos para mezclas. Recordad el Mojito y el Daiquiri, los preferidos de Hemingway.

ELISABETH CHECA
elisabeth@elgourmet.com


1
Mondo sopa
Ninguna fobia infantil ha podido desterrar los goces de la sopa: desde un caldo con cabellos de ángel hasta una bouillabaise.
2
Eneko Atxa, vanguardiavasca en Madrid
Eneko Atxa Azurmendi no sólo es uno de los talentos que ha dado recientemente la gastronomía de Euskadi. Es también un profesional con la suficiente valentía como para desembarcar en Madrid en medio de crisis fulera.
3
Vinos fogosos
Por algo el vino caliente es pasión de escandinavos cuando afuera es de noche y nieva tanto.

Otras notas de El Gourmet

Tomar la Bastilla
Noches de tapas en Tomo I
Vermouth, el de toda la vida

El Gourmet