sábado, 7 de febrero de 2009

Oda a la vendimia -Cuisine Vins-

Por Mariano Fresco
marianofresco@cuisine.com.ar
Fotos Federico García

24 de abril de 2008

Sergio Roggerone rinde homenaje al vino y reivindica a la viña, la tierra y la Pachamama con una mesa firmada exquisita.

Sergio Roggerone es artista de alma. Se nota en su mirada, en sus gestos, en la manera de ver y pensar la vida. Talentoso, culto, inteligente y muy creativo, es un mendocino de pura cepa, con raíces italianas y árabes (fascinante mix, que le aportó background cultural y una visión de mundo más que amplia). Viajero empedernido -vivió muchos años en Italia y USA, país que lo marcó a fuego para siempre-, todo lo que aprendió desde pequeño lo manifiesta en cada una de sus obras, que son especiales, únicas.

El arte de Roggerone gira en torno a diferentes momentos trascendentales de la Historia de la Humanidad.
Entre los principales temas, se destacan el Antiguo Imperio Persa, el Imperio Inca, las vírgenes negras, los textos medievales y hasta Buda.
Pero, sin duda, una de sus obras más impactantes es la Virgen de la Carrodilla, patrona de los viñedos, que elaboró con ropa de curas y santos antiguos, hilos, telgopor, papel y coronas de santos.
Es mi pequeño homenaje a la tierra que me dio la vida. Si bien he viajado por varios lugares, Mendoza es el lugar al que siempre quiero regresar.
Me emociona su gente, sus raíces, su aire y sus paisajes con viñedos y montañas imponentes, confiesa el artista que realizó una muestra especial de quince obras en la última Fiesta de la Vendimia. Pero además del vino, Roggerone es un apasionado de la cocina. Especialista en platos árabes e italianos, estudió las técnicas culinarias en su adolescencia y hoy deleita a su familia y amigos íntimos con preparaciones memorables. Para la tapa de CUISINE&VINS se destacó con una carne rellena acompañada por papines andinos, que preparó en su espectacular casa marroquí de Cruz de Piedra, Maipú.

EN MEDIO DE LA ABUNDANTE VEGETACIÓN, UNAS FINÍSIMAS CORTINAS BLANCAS FUNCIONAN DE ANTESALA DE LOS SORPRENDENTES AMBIENTES. CUIDADOS, PROLIJOS Y COLORIDOS, SOBRESALEN UNA SALA ÁRABE O LIVING, UN PATIO AZUL, UN LOBBY Y UN WINTER GARDEN.

¿Cuándo nace tu pasión por la cocina?
Durante mi adolescencia. Recuerdo que, cuando tenía 17 años, cocinaba y probaba platos de todas partes del mundo. Mi pasión por la gastronomía fue in crescendo rápidamente y, entonces, a los 18 decidí estudiar técnicas de cocina para profundizar mis conocimientos culinarios.

¿Tus especialidades?
(continua
aqui)