domingo, 14 de diciembre de 2008

Férrea disciplina: Gordon Ramsay

Por Alejandro Lavalle 

Gordon Ramsay concentra las virtudes de un destacado cocinero, escritor y restaurateur. Estricto como pocos, alcanzó el éxito a fuerza de pasión, trabajo y creatividad.

La disciplina define a cualquier cocinero que quiera desarrollarse profesionalmente y lograr un lugar destacado en el mundo de la gastronomía.

 Minuciosidad, detalle, prolijidad, esfuerzo y creatividad son valores que marcan la diferencia entre alguien que se dedica a la cocina y un cocinero de pura raza, que ama y se apasiona con lo que hace. 

Tal es el caso de una de las renombradas figuras de la gastronomía mundial, quien con una fuerte vocación, determinación de hierro y abnegación absoluta al trabajo, logró conquistar el cetro de los más grandes de la gastronomía mundial: Gordon Ramsay

Escocés de nacimiento, propietario de restaurantes en todo el mundo, figura televisiva y escritor, el cocinero fue criado en Inglaterra después que sus padres se mudaran al sur de Stratford-Upon-Avon. Su primera gran oportunidad laboral le llegó mientras jugaba al fútbol para el Oxford United. 

A los 15 años, tuvo un breve paso por el fútbol escocés y regresó a la universidad para completar su carrera de administración hotelera. Pero Ramsay se mudó a Londres, donde se unió a Marco Pierre White, en los comienzos de Harvey’s en Wandsworth. Años más tarde, se trasladó a Le Gavroche para adquirir experiencia al lado de Albert Roux. Luego, trabajó durante tres años en Francia, en las cocinas de Guy Savoy y Joël Robuchon, donde mejoró su performance en la cocina francesa clásica. En octubre de 1993, Ramsay se convirtió en el chef de Aubergine, donde obtuvo numerosos elogios, incluidas dos estrellas Michelin a los tres años de su apertura. No conforme con avocarse a la cocina con laureles, Ramsay se abrió al mercado literario. Su primer libro, Passion for Flavour, se publicó en 1996. En 1999 se lanzó Passion for Seafood. Al año siguiente, salió A Chef for all Seasons, y lo siguieron Just Desserts, en el 2001 y Secrets, dos años después. 

Inagotable, decidió lanzarse también como restaurateur. En 1998, a los 31 años, el cocinero inauguró su propio restaurante, Gordon Ramsay, donde antes funcionaba La Tante Claire, en Chelsea. Un año después, inauguró Pétrus junto con Marcus Wareing, en St. James’s. El suceso fue inmediato, a los siete meses de la apertura obtuvo una estrella Michelin

En junio del 2000, Ramsay ganó el premio al Chef del Año, en el Cateys. Su restaurante, fue votado como el mejor del Reino Unido con una puntuación de 28 por la Encuesta Zagat de Londres y fue nominado por la guía Harden 2001 como el Mejor Restaurante Fino, clasificaciones que se replicaron durante los cuatro años siguientes. 

En enero del 2001, Gordon Ramsay, obtuvo su tercera estrella Michelin y en octubre, el cocinero inauguróGordon Ramsay en el Claridge’s, que se llevó una estrella Michelin en el 2003. En enero del 2004 su restaurante Menu ganó su primera estrella Michelin. Ese mismo año, el Savoy Grill obtuvo su primera estrella Michelin. A este antro le siguió la apertura del Boxwood Café. Banquette inauguró en el Savoy en diciembre de 2003.

(continúa)