viernes, 31 de octubre de 2008

Restaurante Dassa Bassa

En el barrio de Salamanca de Madrid, a escasos metros del Retiro, el chef Darío Barrio ha convertido una antigua carbonería del siglo XIX en un local acogedor de cocina moderna que, año tras año, va perfeccionando y ganando en personalidad.

Darío, embarcado desde hace 4 años en este proyecto junto a su mujer Itziar -que ejerce como responsable de sala-, se ha formado académicamente en la
escuela de Hostelería de Granada, y se ha ido curtiendo en locales como Cabo Mayor y Pedro Larumbe (Madrid), Chapon Fin (Burdeos), Akelarre (San Sebastián), o El Bulli (Roses), entre otros.

A pesar de sus escasos 30 años, tuvo también una fuerte irrupción en los medios gracias al espacio de TV ‘Todos contra el chef’, emitido en Cuatro.

El local se compone de varias salas, todas ellas en el sótano a excepción de la barra de la recepción, con paredes de obra vista y ladrillo pintado de blanco, techos semiabovedados, elementos de contraste en tonos grises y rojos, y estructuras metálicas que son utilizadas hábilmente para disimular las canalizaciones de la climatización.
Todo ello, junto a unas mesas correctamente separadas, hacen de Dassa Bassa un espacio singular del que son directamente responsables Héctor y Silka, hermanos de Darío y, de paso, buenos arquitectos e interioristas.
Dassa Bassa es un restaurante joven, desde el servicio al chef, y eso se nota.

(continúa)