miércoles, 22 de octubre de 2008

La rosa del desierto

Egipto ofrece una gastronomía con aires mediterráneos, envuelta de un halo de misterio y signada por una impronta sagrada. Y vibra con el pulso del desierto inmenso.

La gastronomía de Egipto es muy variada debido a su posición geográfica que hace de puente entre la cocina africana y la mediterránea.

Egipto es un país con una gran extensión de desierto y esto se hace notorio en algunas de sus costumbres culinarias, como la frugalidad de sus platos. No obstante al ser un país musulmán muchas de las costumbres gastronómicas están regidas por las leyes del Islám.

En la gastronomía egipcia se emplean pescados frescos de las costas del mar mediterráneo. Son famosas unas gambas de gran tamaño originarias de Alejandría.
En cuanto a las carnes, la más común es la cordero que se guisa, se asa o se cocina. El buey se encuentra dentro de las apetencias del paladar de Egipto, sin embargo se consume en pocas cantidades ya que se emplea más para las labores agrícolas.
(continúa)