jueves, 23 de octubre de 2008

Gazpacho de rúcula con jamón crudo, tomates confitados y zucchine grillados

Por Dolli Irigoyen
Revista La Nación

Rúcula 200 g
Espinaca 200 g
Zucchine 2
Aceite de oliva 120 cc
Jugo de 1/2 limón
Sal y pimienta a gusto

Guarnición

Zucchine 2
Jamón crudo 200 g
Sal y pimienta negra a gusto
Aceite de oliva para pintar 2 cucharadas

Lave y escurra las hojas de espinaca y rúcula. Retíreles el tallo.
Corte al medio 2 zapallitos zucchine, retíreles el centro y píquelos.
Coloque en la licuadora la espinaca, la rúcula y los zapallitos.
Licue agregando aceite de oliva y, si hace falta, un poco de agua fría. Condimente con sal, pimienta y jugo de limón.
Reserve en la heladera hasta el momento de servir.

Para la guarnición: corte las zucchine en láminas finas, a lo largo; rocíe con aceite de oliva, salpimiente y gríllelas.

Por otro lado, arme rollitos con el jamón crudo envolviendo los tomates confitados
Sirva el gazpacho en un vaso pequeño; al lado coloque una rodaja de zucchina grillada y, sobre ella, rollitos de jamón crudo.
Rocíe con aceite de oliva y pimienta negra recién molida.

Tomates confitados

Tomates perita 500 g
Aceite de oliva cantidad necesaria
Ajo 1 diente
Sal y pimienta a gusto
Tomillo a gusto

Corte los tomates en cuartos, retire las semillas y acomódelos sobre una placa forrada con papel aluminio.
Rocíe con aceite de oliva, añada ajo picado, ramitas de tomillo, sal y pimienta.
Cocine en el horno a baja temperatura (70-80ºC) durante 2-3 horas como mínimo.