sábado, 25 de octubre de 2008

Bellini

Por Dolli Irigoyen

Durazno 1 (para 2 copas)
Gotas de jugo de frambuesa
Espumante o prosecco elegido

Pele los duraznos y retire el carozo.
Rocíe con gotas del jugo de frambuesa y licue.
Distribuya una cucharada en cada copa y añada el espumante o prosecco elegido.

Erase una vez el Bellini

Su historia empezó una cálida noche de verano cuando Giuseppe Cipriani, propietario del Harry´s Bar, de Venecia, mezcló los ingredientes. Fue un éxito y le dio el nombre de Giovanni Bellini.
Este era un pintor del Quattrocento (período caracterizado por el florecimiento de las bellas artes y el pensamiento humanista en Italia) cuyas obras estaban expuestas en Venecia.

Revista La Nación