jueves, 12 de junio de 2008

Copas y glamour en Vino & Moda 2008

¿Que tienen en común las bodegas y los diseñadores argentinos? El concepto ligado al buen vivir, al fashion y sobre todo, un público definido. Por eso, la alianza se hizo carne en el evento Vino & Moda 2008, realizado entre el 2 y el 5 de junio en el Tattersal de Palermo, Ciudad de Buenos Aires. El acontecimiento reunió el mundo del vino y el de la moda en temas comunes como los sentidos, colores y texturas proponiéndose seducir, emocionar y deleitar a los concurrentes. El objetivo, potenciar dos universos en una alianza sin precedentes, cuya visita se estimó en 30 mil asistentes.

Cata de gala

La propuesta Vino & Moda buscaba los nexos para realzar lo más atractivo de cada uno de estos mundos. De esta forma, se procuró reunir a reconocidos diseñadores nacionales, quienes expusieron su creatividad mediante la elaboración de diseños únicos inspirados en las características sensoriales de los distintos varietales -Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah, Chardonnay y otros- y fueron presentados en múltiples desfiles.
Los enólogos de las distintas casas vinícolas aportaron sus conocimientos acerca del perfil sensorial de la variedad y, por su parte, los referentes de los vestidos describieron la interpretación de este perfil y su aplicación a la creación de cada diseño.
Algunos de los destacados creadores fueron Mariano Toledo, Laurencio Adot, Benito Fernández, Martín Churba, Marcelo Senra, Jorge Ibáñez, Verónica de la Canal, Fabián Zitta, Teresa Calandra, Roberto Piazza y Evangelina Bomparola, entre otros.

Unidos por el glam

En sintonía con la originalidad de su concepto madre, “Vino & Moda 2008”, dispuso una isla de cata donde el público participó de novedosos juegos sensoriales interactivos a cargo de profesionales de la Escuela Argentina de Vinos, la entidad organizadora.
También se realizaron espectáculos itinerantes de tango y ballet y se deleitó a los visitantes con la presencia de las cuatro orquestas de Cámara del Teatro Colón. De esta forma, el encuentro fue declarado de interés cultural por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Festín de marcas

El concepto resultó atractivo para un abanico de marcas convocadas al inédito encuentro. La oportunidad invitaba a no quedar fuera de la movida, en línea con las tendencias internacionales que asocian el mundo del gourmet al placer y al consumo de lujo.
En este marco, las bodegas más importantes del país invitaron a degustar sus distintas líneas de productos al público y anunciaron nuevos lanzamientos. La degustación de vinos de alta gama, puros y delicatessen se llevó a cabo en sectores exclusivos con livings y barras. También se montó dentro de este contexto un restaurante cuya cocina estuvo a cargo del prestigioso Chef Jean Paul Bondoux.
Bodegas Bianchi aprovechó para presentar en la alta sociedad a su colección Teatro Colón, desarrollada en homenaje a las grandes obras de la lírica mundial. “Nuestro objetivo es estar cerca de nuestros consumidores y acompañarlos en estos momentos de disfrute vinculados al vino y a las nuevas tendencias”- afirmó Raúl Bianchi, Presidente de la bodega.
Por su parte, Familia Zuccardi desplegó dos espacios exclusivos en la feria. La bodega mendocina se subió a la propuesta con dos stands asistidos por sommeliers y personal especializado.
En el primer stand, se sirvieron los vinos de las líneas Santa Julia Reserva, Santa Julia Magna, Santa Julia Extra Brut, Zuccardi Serie A y Textual.
El segundo espacio estuvo destinado a los vinos Premium, como Malamado, Zuccardi Q, Alma 4 y Perinet –estos últimos de origen español y pertenecientes a la bodega propiedad del cantautor español Joan Manuel Serrat.
El resultado fue reforzar el enlace de conceptos ligados a los universos del vino y la moda, empapar a su público de novedades y conocimientos específicos sobre ambos mercados y hallar una nueva oportunidad de resultar un ámbito atractivo para colocar productos distintos, o no tanto.



Malen Lesser
malen@infobrand.com.ar
Periodistas


2 comentarios:

*L@LY* dijo...

un buen vino debe ser bien acompañado y escojer un buen restaurant!!! y elegir primero el vino que se desea beber y luego un buen plato si es q uno esta acompañado mejor ......el vino es la simplicidad de la vida y al mismo tiempo lo comlejo de la misma osea el vino es vida !!!

bsos!

Laly

anaiv dijo...

Me hago eco de tus palabras: el vino es vida!...y agrego :como el pan...:-)
Las cosas simples de la vida
;-)