sábado, 15 de noviembre de 2008

Vins: Rara, como encendida

Gewürztraminer es una uva atípica, pero de características únicas. En Argentina, dos bodegas producen vino a base de esta exótica cepa.

Es difícil de cultivar, pero resulta una gema cuando alcanza su punto justo de aroma y color. El Gewürztraminer es un varietal poco común, pero es una cepa de particularidades únicas que hacen que sea admirada en Europa y resulte atractiva para neófitos. Tiene su origen en la ciudad italiana de Tramin. De allí, viajó a Alemania donde alrededor del año 1.000, y por las condiciones climáticas, sufrió una mutación que le imprimió su carácter distintivo. En alemán Gewürz significa especiado, y Traminer, originario de Tramin. Al tener una elevada graduación alcohólica, estas uvas necesitan buenas levaduras, prensa neumática a baja temperatura y protección para evitar la oxidación. Es una variedad que presenta un excelente envejecimiento (unos 10 ó 12 años). A medida que envejece adopta los colores de la miel oscura. En Mendoza hay 10 hectáreas cultivadas de esta variedad. La uva argentina tiene características propias, es blanca - rosácea, con aroma a rosas y tonalidades verdosas o naranjas, según si la cosecha es temprana o tardía. Sólo dos bodegas elaboran este varietal exótico. Se trata de Leoncio Arizu - Luigi Bosca y de La Rural. Sin embargo, en ocasiones anteriores dos bodegas experimentaron con el Gewürztraminer. Viniterra lo utilizó para la primera partida de su vino Dolccísimo -hoy reemplazado por Viognier- y Viñas de América del Sur elaboró una partida de 7.000 botellas en el 2005 que tuvo buena aceptación de sus clientes latinos. El Gewürztraminer es lo que los expertos llaman una variedad vitícola que necesita de muchos cuidados y de un rendimiento muy bajo. Se la denomina de grano noble. El ingeniero Alberto Arizu, un experto en variedades raras, se interiorizó en el Gewürz, y elabora entre 5 y 7 mil botellas al año. A la finca llegó hace 50 años. Yo lo rescaté y lo tengo cultivado en cinco hectáreas que rodean un chateau estilo francés en El Paraíso, Maipú. Es una variedad que siempre me gustó. Antes la elaborábamos con otras blancas, pero hace más de diez años empezamos a elaborarla sola, relata Arizu

(continúa)

2 comentarios:

elcuervolopez dijo...

My god... leo esto y me siento un queso. Pero como soy vorazmente curioso, me gusta aprender...

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola guapa, gracias por toda tu información, realmente interesante. Te dejo un abrazo grandee!